Delincuentes electorales, que no te engañen, PRI y PAN son lo mismo

Riquelme-Anaya

www.regeneracioncoahuila.com/19 mayo 2017.

La corrupción y la impunidad, han marcado sus sistemas de gobierno, han vivido en maridaje, durante todo el tiempo de su existencia, los azules son la mujer engañada y el tricolor el que corrompe, prostituye y convive con el mismísimo demonio. Lo cierto es que comen en el mismo plato y pactan por México.

En estas elecciones Coahuila 2017, ambos partidos, quieren evitar la transición democrática que los tiempos modernos exigen, una sociedad harta, se enfrenta al cacicazgo pendenciero del Revolucionario Institucional y de Acción Nacional, que envalentonados por el despilfarro de recursos, manchan el proceso electoral con sus viejas prácticas clientelares y asistencialistas.

Han convertido a la pobreza coahuilense en el negocio más lucrativo de los últimos 50 años, una despensa, un tinaco, algo de material de construcción y 500 pesos y se dejan arrebatar el futuro inmediato, suyo, de sus hijos y de las futuras generaciones.

Miguel Riquelme, candidato del PRI al gobierno de Coahuila, con su Monedero Rosa, condiciona programas para 150 mil mujeres en condición de pobreza y con su Tarjeta Naranja, promete exentar de inscripción a 110 mil jóvenes de bachillerato y universidad. Lo cierto es que condiciona programas a cambio del voto y usa las tarjetas para coaccionar a los ciudadanos.

Esto se suma al dispendio de recursos, ya que el Instituto Electoral de Coahuila, le asignó al PRI y partidos aliados 45 millones de pesos y se dice que los 150 millones de pesos que el Gobierno de Coahuila trae extraviados y que supuestamente fueron invertidos en la financiera FICREA, una parte de ellos, podría estar financianado la campaña tricolor.

El PAN de Guillermo Anaya y sus partidos aliados, recibieron del Instituto Electoral de Coahuila, un total de 26 millones de pesos, y también se montaron en la pobreza de un amplio sector de Coahuila y echaron a andar sus “Consejos ciudadanos”, programa destinado a la compra masiva de votos en reuniones vecinales, se estima un gasto de 70 millones de pesos de procedencia no aclarada por su dirigencia.

Los “Consejos Ciudadanos” se formaron a principio de 2017 en todo el estado, son 6 mil activistas a sueldo, se les hicieron pagos de 350 a 2,500 pesos semanales, según su categoría en tarjetas de nómina de Banorte a nombre del Sindicato de Trabajadores y Empleados Especializados, Similares y Conexos de la República Mexicana.

Esto demuestra que PRI y PAN, son dos partidos iguales, trabajan de la misma manera, la pobreza es su capital político y el despilfarro de recursos, encubre su ausencia de rabajo partidario, lo que se traduce en que: “Pagan para ganar y suben para robar”.

¡Razona tu voto, Morena es la esperanza de Coahuila!